Domingo 16 de Junio de 2019 | 3:29
El clima en Azul

 

“Sabíamos que estábamos en el camino correcto"

Por InfoAzulDiario

El intendente municipal José Inza acompañó esta mañana a la comunidad educativa de la Escuela Nº 17 y a la comunidad azuleña en general en el inicio del ciclo lectivo 2014 en el emblemático edificio de Avenida Mitre y calle España, cuya obra de finalización pudo culminarse gracias al aporte de una serie de subsidios por parte del Gobierno Municipal.

El jefe comunal estuvo acompañado por distintos funcionarios del Departamento Ejecutivo. También participaron del acto autoridades del Concejo Deliberante, del Consejo Escolar, del establecimiento educativo, de la Asociación Cooperadora e inspectores de enseñanza de los distintos niveles y modalidades.
Antes de su discurso, el jefe comunal recibió como regalo una pintura con la imagen del edificio de la Escuela 17 entregada por miembros de la cooperadora. Frente al micrófono, Inza se manifestó agradecido y sorprendido por el presente y expresó que se va “con un hermoso recuerdo”.
“Éste día es un día muy especial para todos, la emoción y la alegría nos embarga a todos. Yo creo que llegamos a este momento y se está dando el marco y la atmósfera que esperábamos cuando en aquel mes de noviembre, casi diciembre, avanzamos, tomamos las decisiones que había que tomar y toda la comunidad en su conjunto se puso a trabajar por esta escuela y realmente se da esta situación que vemos hoy que es un momento de alegría, festejo”, manifestó.
Recordó también que en algún momento expresó sus deseos de que la finalización de la escuela sea el momento de alegría y festejo para todos que lo fue “y no un momento de decir ‘bueno, por fin terminaron la escuela después de tanto tiempo’”. En ese contexto, consideró que el inicio con los chicos de la Escuela 17 “en su lugar, en su casa, es lo mejor que podíamos tener”.
Además, el mandatario municipal consignó que sería ocioso volver a mencionar a todas las personas e instituciones que han colaborado con esta causa. “Esto es un logro de toda la comunidad -aclaró-, nosotros hemos puesto los fondos que hacían falta porque sabíamos que era el momento de hacerlo, pero toda la comunidad ha estado detrás de esto y yo me di cuenta desde el primer momento, cuando iniciamos, que estábamos en el camino correcto y habíamos tomado las decisiones que había que tomar porque no solamente las directoras, la gente de la cooperadora, los representantes institucionales nos hicieron saber que estaban de acuerdo con esto sino que yo creo que el propio pueblo de Azul día a día nos fue avalando con su ansiedad, su buena onda y su buen deseo para que esto se terminara rápidamente, de que habíamos tomado la decisión correcta y de que había llegado el momento de terminar la escuela”.
Respecto de la imagen que componían todos los presentes, valoró ese “marco tan hermoso y tan simbólicamente significativo que son los ex alumnos de la escuela, la comisión cooperadora que ha estado trabajando poniendo el hombro con tanta fuerza durante todos estos años fuera de su casa, las docentes, las autoridades, las autoridades del Consejo Escolar, todo nuestro de equipo de gobierno que realmente ha puesto todo por esto y obviamente los niños”.
A los más pequeños -“que van a entrar por primera vez a los salones”- les pidió que “tomen esta escuela como si fuera su propia casa”. “Cuídenla y cuídense entre ustedes porque esta escuela es muy importante, es un edificio emblemático de la ciudad, tiene años y años, ha quedado extraordinario, entonces hagan como si fuera propio, ayuden a las autoridades a trabajar y ayúdense ustedes mismos, ése es el mejor mensaje que les puedo dejar”, consignó.

“Con paciencia, perseverancia, constancia, esfuerzo y voluntad los sueños se pueden hacer realidad”
Por su parte, la directora de la institución escolar Sonia Álvarez afirmó en su discurso que “hoy es un día de esos que quedará grabado en la memoria colectiva de la comunidad de Azul”. “Hoy nos sentimos felices, alegres, emocionados, satisfechos, honrados de pertenecer a esta comunidad educativa, regresamos a nuestro hogar, nuestro edificio, el que soñamos con ansias por mucho tiempo”, sostuvo.
Recordó los momentos vividos durante los últimos años, entre los que se encuentran los de aquel día en el que el edificio fue consumido por las llamas y “Esta sucesión de imágenes nos hace transitar por un largo camino de más de 8 años de lucha, de esperanza, de unión fraterna”, dijo.
“En ocasiones nos sentimos vencidos, pero siempre al recomenzar un nuevo ciclo lectivo mirábamos a nuestros alumnos y renovábamos nuestra apuesta. Ellos permitieron que nos refundáramos en ese acto mágico que es la escuela pública, inclusiva, integradora, escuela de puertas abiertas de par en par a todos, más allá de la carencia del edificio y de las dificultades”, reflexionó.
Evocó también que si bien las puertas del edificio de la escuela se cerraron en noviembre de 2005, desde entonces “su corazón y su espíritu revivió en otros espacios que fueron brindando su solidaridad y el apoyo, como el Colegio Inmaculada que nos albergó desde un principio, el gimnasio de Sagrada Familia, Escuela de Bellas Artes, Colegio Nacional y Escuela Primaria Nº 2”. “Desde cada lugar, la identidad se construyó, se refundó, se cimentó, manteniendo el perfil y asegurando el aprendizaje, la formación de los ciudadanos y la calidad educativa a través de distintos proyectos institucionales y la participación de nuestra escuela en todas las actividades de la comunidad”, agregó y destacó la solidaridad y actitud fraternal de esas entidades educativas que cedieron su lugar.
“Toda una comunidad educativa trabajó durante años para demostrar que con paciencia, perseverancia, constancia, esfuerzo y voluntad los sueños se pueden hacer realidad”, apuntó y destacó la contribución y el aporte de cada miembro que a lo largo del tiempo formó parte de esa comunidad.
Hizo además mención especial “a la mesa intersectorial que se formó en el mes de noviembre del pasado año, integrada por el Consejo Escolar, representantes de Infraestructura, autoridades del Municipio, integrantes de la cooperadora, autoridades de la escuela, representantes de la empresa constructora Korvial y el padre Scoltore”.
Dio la bienvenida a todos los niños que cursarán en el restaurado edificio, auguró para los docentes “un gran año de trabajo compartido” y para finalizar invitó a la comunidad escolar “a continuar soñando por un futuro mejor”.

“Este momento nos demuestra que cuando se quiere y hay decisiones, todo objetivo se puede concretar”
En último lugar, tomó la palabra la inspectora de nivel primario Estela Del Baso, quien ponderó la posibilidad de que este inicio de ciclo lectivo pueda darse “en el edificio propio de la Escuela 17 después de tanto anhelo, porque recibimos con orgullo de manos de todos los que lo hicieron posible a lo largo de este tiempo el tan ansiado edificio donde cientos de nuestros alumnos continuarán forjando su futuro”.
“Qué lindo es comenzar el año desde este hermoso lugar, volver a ver los guardapolvos blancos, rostros de emoción, sentimientos encontrados, todos de felicidad, en niños y adultos. Este momento marca un hito en la historia de nuestra querida escuela y nos demuestra que cuando se quiere y hay decisiones, todo objetivo se puede concretar”, expresó.
Dijo también que su deseo personal y de todos es que los chicos puedan “disfrutar, aprender, compartir y, como dijo el señor intendente, cuidar mucho y mimar a esta escuela, tan pero tan merecida por todos ustedes”.
“Hoy daremos comienzo -indicó- a una etapa colmada de sorpresas y nuevos desafíos que no hacen más que continuar una línea de trabajo que siempre ha inspirado nuestra labor de enseñantes y que está íntimamente relacionada con la pasión que sentimos por la tarea de educar, tarea que llevan adelante todos los integrantes de la institución, colocándola en un lugar de prestigio dentro de nuestra comunidad azuleña”.
Así fue que agradeció a todo el personal docente, no docente y auxiliar “por la pasión puesta de manifiesto a pesar de años difíciles transcurridos” y aseguró que “junto con los alumnos son hoy los protagonistas, los que con su tarea cotidiana asegurarán el acontecer educativo que nos garantiza un futuro mejor para todos y cada uno de nuestros alumnos”.
“El futuro viene ineludiblemente de la mano de la educación”, aseveró y alentó a todos a “seguir construyendo esta maravillosa historia de la Escuela Primaria 17”, tras lo cual expresó sus felicitaciones y les dio la bienvenida a todos.
La jornada había dado comienzo con un simbólico primer toque de campana, el izamiento de las banderas nacional y provincial en el mástil, el recibimiento de los abanderados y escoltas, y la entonación del Himno Nacional Argentino. Asimismo, hacia el final del acto la directora Álvarez realizó una presentación informal de todo el equipo de trabajo del establecimiento, incluidas autoridades, personal docente y auxiliar presentes en la mañana.
La inspectora Jefa Distrital Betina Ferreyra, participó, junto a funcionarios municipales, del acto que se realizó para los alumnos del turno tarde.
Al referirse a este hecho tan significativo, Ferreyra detalló que “en medio de un retraso en el comienzo del ciclo escolar 2014, después de un paro docente de muchos días y entre tantas y complejas situaciones que afectan al sistema educativo, vivimos hoy un día especial que será un hito en la historia de la comunidad azuleña”.
“3 de abril de 2014, día en que se comienza a reutilizar la Escuela 17, después de 8 largos años de espera, de reclamos, de gestiones, de angustias e incertidumbres”, precisó.
En tanto agregó que “hoy vivimos esta gran alegría, y no es mágico ni casual que esto suceda, hay muchos esfuerzos que confluyeron para llegar hasta aquí, mucha gente que se esforzó, mucha gente que lo deseó, que lo espero. Este logro es de todos los que participaron de una u otra manera en esta reconstrucción, los directivos y docentes, los cooperadores, los consejeros escolares, los inspectores, los constructores, los obreros, los auxiliares, los padres, los alumnos, los ciudadanos azuleños, todos y cada uno aportando su grano de arena y el Estado desde su lugar haciendo lo suyo”.
En ese contexto mencionó especialmente al Estado municipal y al intendente José Inza, “especialmente quiero mencionar el aporte del municipio de Azul a través del intendente Inza y su equipo de trabajo que escucharon la necesidad de la comunidad educativa y decidieron comprometerse y acelerar los tiempos para poder cursar el ciclo 214 en este edificio reconstruido”.
“Hoy la Escuela 17 vuelve a su lugar, a su casa, a su historia, a su futuro, vaya si es una buena noticia”, finalizó.
 

Publicación: 03/04/2014 a las 17:44 - Última actualización: 04/04/2014 a las 18:41

 

Imágenes

Ranking de noticias

Encuesta

Conoce la actividad política de María Soledad Dibetto Gil?

 

Para comunicarse con nosotros: redaccion@infoazuldiario.com.ar - © Copyright 2003-2009 InfoAzulDiario - Todos los derechos reservados.

Diseño: MCF Estudios