Martes 18 de Junio de 2019 | 1:36
El clima en Azul

 

Columna de opinión

Conflicto docente en la Provincia

Por Mesa Nacional Socialistas para la Victoria

El llamado conflicto docente pareciera superarse, empezaron las clases luego de 17 días de huelga.

Se hace necesario el análisis político de semejante situación que dejo a miles de niños y jóvenes sin poder acceder al derecho a la educación.
El sistema educativo de la Provincia de Buenos Aires es el de mayores dimensiones del país. Desde la federalización de la educación y las transferencias se ha recorrido un largo camino de desencuentros y falta de jerarquización de los desafíos en esta materia.
El conflicto que recién pareciéramos superar tiene sus antecedentes mas cercanos en las anteriores paritarias, en las que también se ha rezagado la apertura de negociaciones empezando siempre cerca del comienzo de clases. Un suceso por demás significativo tuvo lugar en el 2012 cuando la gestión sciolista intento pagar en dos cuotas el aguinaldo de mitad de año por que habían administrado mal los recursos provinciales y la plata no estaba.
La coyuntura de la tan trabada negociación colectiva estuvo marcada por un contexto de puja distributiva, devaluación e inflación. La perdida del poder adquisitivo del salario docente determinaba la necesidad de actualizar el sueldo en no menos de un 30%.
La responsabilidad del Gobierno provincial es ineludible. Por un lado viene achicando el gasto publico en educación, salud y dispositivos para la promoción y protección de los derechos de niños, niñas y jóvenes, incluyendo la eliminación de todo programa educativo por fuera del servicio escolar básico y clásico, la infraestructura escolar deteriorada en muchísimas instituciones y se han desinflado los mecanismos mas dinámicos para dar respuestas operativas a las necesidades un sistema tan grande.
Como se sabe, la voluntad política no solo se demuestra en discursos sino en la asignación de recursos. Es así que el dinero que no esta para salud, ni educación si esta para cumplir con una rimbombante promesa del Ministro de Seguridad provincial Granados; el funcionario promete hacer crecer la bonaerense de 50.000 a 100.000 policías, agregando móviles, comisarias y escuelas para yutas. Aunque sea raro, estas declaraciones no quedan solo en pablaras, se vienen creando un importante numero de escuelas de policía en convenio con los municipios. Cualquier joven que busque trabajo y sepa prestar atención se puede dar cuenta que la oferta laboral, de hoy en dia, es escasa y que la posibilidad de sumarse a la fuerza de seguridad provincial es garantía de trabajo registrado y regular. Esa posibilidad que no da nuestro desarrollo con incorporación de mano de obra, si la da hacerse policía. Este fenómeno muestra para donde van los recursos de los contribuyentes del principal distrito electoral del país.
Claro que la demanda social es por mas seguridad y que la educación preocupa cuando explota la olla o mejor dicho cuando no se sabe que hacer con los pibes en casa. Es alarmante que la apuesta sea por el lado de ampliar el aparato represivo de la mano de una fuerza tristemente celebre que es observada por sus vínculos estructurales con el crimen organizado y la violación a los derechos humanos como lo demuestran el Caso Candela o la desaparición de Luciano Arruga (Para poner solo dos ejemplos entre tantos otros).
La opción en términos de política publica contrasta con el enfoque de la seguridad democrática que incluye la profesionalización de las fuerzas de seguridad, el control político y civil de las mismas y una amplia batería de políticas para la inclusión social como puede ser el recién lanzado Programa “Recuperar Inclusión”, el FinEs o el PROGRESAR.
La repercusión en la vida escolar de estas decisiones presupuestarias y políticas son múltiples y se ven tanto en el deterioro de aulas y materiales didácticos como en el conservadurismo educativo que mantiene gran cantidad de lógicas anquilosadas y obsoletas dentro del sistema que deriva, por ejemplo, en el bajo nivel de los Institutos de Formación Docente.
El nombramiento de la abogada Nora de Lucia era una crónica anunciada de esta situación, incluso su nada progresista pero muy calificada predecesora, la Doctora Silvina Gvirtz dijo al renunciar no querer ser la ministra del ajuste educativo. Quien no quiera entender que no lo haga, pero la Crisis del sistema educativo provincial es una de las características mas destacadas de la gestión de Scioli.
Cada día se hace mas difícil incluir al gobernador en la línea política del Proyecto Nacional y Popular si no queremos tomar en cuenta solo los gestos simbólicos y las operaciones en medios. Pareciera que los promotores del ajuste y el achicamiento del gasto publico encontraron en la provincia un buen seguidor.
En medio del conflicto volaron piedrazos para todos lados. Desde los físicos a los simbólicos se ha responsabilizado a los docentes, a Cristina y al gobernador. El ultimo, que a nuestro entender es el real responsable fue el mas preservado por los Medios masivos, se sabe que tan digno candidato del establishment goza de un cerco mediático de los mas solidos del país, no le pegan los medios oficialistas por no sacar la mano del plato y tampoco le pegan medios opositores ya que lo vislumbran como posible portador de sus intereses en el mediano plazo. Aprovechando semejante estatus se opero para que la responsabilidad se cargue sobre las espaldas de los maestros y aposto al desgaste incluso de la mano de una acción judicial que no promovió ni ante la extorción policial de diciembre ni cuando los sojeros le tomaron la legislatura.

La intransigencia de la lucha docente que incluyo grandes movilizaciones y un tardío giro de una parte de la mirada mediática que puso la vista sobre la responsabilidad política de la situación, forzó a la gestión provincial a mejorar la oferta y desde ahí a superar el conflicto por lo menos en su fase mas álgida.
Si bien hay mucho para pensar en torno a los docentes, sobre sus responsabilidades y profesionalismo y mas aun sobre sus miradas políticas (a si sean solo las pedagógicas), el conflicto revelo una verdadera CRISIS DEL SISTEMA EDUCATIVO PROVINCIAL y la posibilidad de que desde los mejores maestros y profesores surja el capital humano critico que pueda promover el cambio necesario en la educación y por que no en toda la sociedad.
“La Educación no cambia al mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo” Paulo Freire 

Publicación: 07/04/2014 a las 17:42 - Última actualización: 07/04/2014 a las 17:42

 

Ranking de noticias

Encuesta

Conoce la actividad política de María Soledad Dibetto Gil?

 

Para comunicarse con nosotros: redaccion@infoazuldiario.com.ar - © Copyright 2003-2009 InfoAzulDiario - Todos los derechos reservados.

Diseño: MCF Estudios