Sábado 29 de Febrero de 2020 | 11:9
El clima en Azul

 

Columna de Opinión:

24 de Marzo: Un acto contra la impunidad de ayer y de hoy

Por Por: Federico Burgos

El pasado viernes se cumplieron 41 años del golpe Cívico-Militar que instauró una de las dictaduras más sangrientas de la historia argentina. En Azul como en el resto del país la plaza San Martin fue una vez más el centro de agitación y reclamos por parte de diferentes organizaciones que se hicieron presentes para imprimirle a esta fecha un carácter de lucha y movilización.

Desde el Partido Obrero levantamos las banderas del Encuentro Memoria Verdad y Justicia. Nos movilizamos contra la impunidad de ayer y de hoy, y entre las reivindicaciones que se hicieron eco resonaron con gran fuerza el pedido de cárcel común y efectiva para los genocidas y se reclamó contra el ajuste, la entrega y la represión de Macri y los gobernadores. Un punto central del acto fue la denuncia contra la campaña de reconciliación que Macri y sus funcionarios están levantando por estos días. Los dichos de Gómez Centurión, Lopérfido y hasta una foto de los diputados de CAMBIEMOS donde levantan las consignas de “Nunca más a los negocios con los derechos humanos”, “Los DDHH son de todos” y “Nunca más a la interrupción del orden democrático” sin hacer ningún tipo de referencia a los desaparecidos, al genocidio y a las cuatro décadas de impunidad, solo tienen un sentido: establecer un nuevo Punto Final, lavar la historia y reintroducir a las fuerzas armadas en las tareas de represión interna, cuando el descontento general contra el ajuste hace que miles de trabajadores salgan a luchar en las calles para defender sus reivindicaciones históricas. Este camino ya había sido iniciado por el gobierno kirchnerista cuando puso al frente del ejercito a Cesar Milani. Por eso en la plaza San Martin se escuchó fuerte el grito de No olvidamos, No perdonamos, No nos Reconciliamos! Fueron 30.000, Fue Genocidio!
Dos Actos: un botón de muestra de lo que paso a nivel nacional.
El punto de la jornada estuvo marcado por la realización de dos actos. Como a nivel nacional en Azul también se replicaron las profundas diferencias que corren al interior de los que levantamos la causa de los Derechos Humanos y nos movilizamos para esta fecha. La cuestión es clara, de un lado estuvimos los que desde hace años defendemos un acto independiente y luchamos contra la cooptación estatal, mientras que del otro lado se quedaron los que han malversado la lucha contra la impunidad y que se esconden detrás de un sello institucional como es la APDH para vaciar el contenido del acto e ir detrás del “Volveremos”. En este sentido, el presidente de la APDH Miguel Mugueta lamento la decisión de dividir el acto y tildo de secta autoproclamatoria al Partido Obrero. Pero esto va más allá de cuestiones de secta, ya que el PO defendió la plaza central y salió a delimitarse políticamente de aquellos que van a la rastra del gobierno del desfalco de los “Sueños Compartidos”, los que encubrieron la desaparición de Julio López, los impulsores del Proyecto X y la ley Antiterrorista, y los que llevaron a la cúpula del ejército al genocida Milani.
A su vez el intento de haber vaciado la plaza central con un acto en el veredón municipal está cargado de simbolismo. En primer lugar es la plaza el lugar donde nos encuentra y nos abraza la lucha obrera, es la plaza donde el pueblo hace sentir sus más sentidos reclamos, y por último fue la plaza donde las madres salieron a marchar en silencio pidiendo por sus hijos. El veredón del palacio municipal en cambio encarna la institucionalización de la lucha.
La cuestión de la realización de dos actos, no es nueva y para entenderla hay que remitirse a sus orígenes. Desde que se conformó el Encuentro Memoria Verdad y Justicia en el año 1996 para conmemorar el vigésimo aniversario del golpe genocida y del cual participaban casi trecientas organizaciones entre las que se incluía Madres (Línea Fundadora) y Abuelas de Plaza de Mayo se realizaban marchas unificadas. Durante diez años se mantuvieron estas marchas unificadas, pero en el año 2006 se produce el quiebre cuando el gobierno de Néstor Kirchner fue a fondo en la pretensión de estatizar el 24 de Marzo. La culminación de este operativo político pretendía convertir el acto del 30° aniversario en un acto semioficial en Plaza de Mayo. Esto fue rechazado por la abrumadora mayoría de las organizaciones convocantes al acto de Memoria, Verdad y Justicia.
La delimitación política por esos días era más que necesaria. El gobierno militarizaba Las Heras para sofocar la lucha de los petroleros -Aníbal Fernández prometía “gobernar con el Código Penal en la mano”-, apuñalaba por la espalda la lucha del pueblo de Gualeguaychú contra la instalación de las pasteras en la costa uruguaya, encubría el espionaje del almirante Godoy y enviaba tropas a Haití. El gobierno que pretendía apropiarse del 24 de Marzo había rechazado anular los indultos junto a las leyes de “obediencia debida” y “punto final”. El documento del acto denunciaba los crímenes y la impunidad de los genocidas y también todos estos atropellos. El operativo K había fracasado. Solamente 14 de las 356 organizaciones que integraban Memoria, Verdad y Justicia rehusaron firmarlo. Esa fue la última vez que se realizó un acto unificado. En lo sucesivo, los organismos cooptados por los K rechazarían cualquier crítica al gobierno y subordinarían sus consignas a las necesidades políticas coyunturales del oficialismo.
Este pequeño recorrido histórico demuestra que la decisión de permanecer y defender la plaza ante el vaciamiento del acto oficial, no fue el capricho de una secta como marcó tristemente Miguel Mugueta, sino que defendimos una tradición de lucha independiente, y no nos pusimos como furgón de cola del nacionalismo burgués que entroncó su movilización del 24 de marzo detrás del “Vamos a Volver”.
Con esta perspectiva independiente defendimos el lugar histórico de los luchadores. Más que nunca, nuestra cita fue con la memoria rebelde, con la memoria que rinde homenaje a nuestros 30 mil compañeras y compañeros detenidos-desaparecidos, a sus sueños de un país sin opresión ni explotación, ratificando el compromiso y la unidad en la lucha contra la impunidad de ayer y de hoy y por los derechos de los trabajadores y el pueblo. 

Publicación: 27/03/2017 a las 23:10 - Última actualización: 29/03/2017 a las 00:32

 

Imágenes

Ranking de noticias

Encuesta

Conoce la actividad política de María Soledad Dibetto Gil?

 

Para comunicarse con nosotros: redaccion@infoazuldiario.com.ar - © Copyright 2003-2009 InfoAzulDiario - Todos los derechos reservados.

Diseño: MCF Estudios