Sábado 17 de Agosto de 2019 | 9:34
El clima en Azul

 

Panorama político de Olavarría

La acechanza de las colectoras y la búsqueda del voto independiente

Por infoazuldiario - El popular

Febrero comenzó con todo. Al conflicto de Egipto en donde se está a punto de ponerle fin a una dictadura que ya lleva 30 años en el poder y que por el milagro de la globalización y de la circulación de información, la gente vio que se podía oxigenar el aire con una democracia, encontró la manera de comunicarse y consensuar una movilización sin precedentes en contra del régimen. Alguien dijo alguna vez que se puede estar a favor o en contra de la globalización, pero nunca afuera. Y los egipcios se metieron adentro y la utilizaron a su propio beneficio.

La Presidente intentó ponerle un freno a las demandas salariales para las próximas paritarias pero fue cruzada por Héctor Recalde y Omar Viviani, abogado y segundo de la CGT respectivamente, quienes le advirtieron, medio directamente y medio por elevación que "no habrá ni piso ni techo" en la negociación. Es decir, le marcaron el territorio y de ahí comenzaron las elucubraciones. Se dice que este sector más los barones del Conurbano impulsarían a Daniel Scioli para la presidencia, pero que Moyano no, pero todavía no dijo nada y que estaría dejando hacer. Su objetivo es el 2015 con una postura laborista similar a la de Lula, y ya está haciendo campaña para ello.
Si la CGT impulsa a Scioli en vez de Cristina, es posible suponer que hacia abajo también. Entonces, ¿cómo se explica que Daniel Prestipino diga que "Scioli no está para presidente" cuando su aliado político, Miguel Santellán, lo estaría impulsando?. De todas maneras, el concejal del PJ tendrá que acostumbrarse a convivir con un grupo que alienta su autonomía y que además sostiene posiciones incómodas para Miguel. Se trata de la agrupación liderada por Gonzalo Bagú e integrada entre otros por Eduardo "Chino" Correa, quienes por un lado tienen una valoración positiva de la gestión de Eseverri, y no ven con desagrado que el Intendente se identifique con el peronismo porque consideran que la identidad "debe ser inclusiva", antes bien, todo lo contrario, consideran que el espacio debe ampliarse cada vez más para ir consolidando el movimiento nacional que soñó su creador.

 

 

El voto independiente
La Presidente le aumentó a los jubilados un 17,3 %, contrariando al mismo Indec, se manifestó en contra de los cortes de ruta y de calles, la cruzó a la CGT y le envió esta semana una señal de convivencia a Mauricio Macri, en síntesis, un racimo de actitudes para ganar votos independientes que le faltan para ganar en primera vuelta.

 

Algo a lo que también apuntaría José Eseverri aunque con mayores avances que en la Nación. El Intendente, a través de su gestión, ganó este año un poder que no tuvo el año pasado, lo que le confiere autonomía para definir él mismo su propia lista y sin presiones. Pero de esto nos vamos a referir más adelante en esta misma columna.

 

Volviendo, Cristina busca el electorado independiente que es el que define una elección, pero maniobra peligrosamente en la Provincia al impulsar la candidatura Martín Sabatella para contrarrestarlo a Scioli, lo que podría llegar a ser un verdadero boomerang. Es que Francisco de Narváez se podría quedar con la gobernación si los dos candidatos del kirchnerismo se terminan peleando por los mismos votos y desgastándose inútilmente.
Las colectoras del espanto
La colectora de Sabatella causó espanto entre los barones del Conurbano y al Grupo de los Ocho quienes salieron rápidamente a advertirle al Gobierno que no van permitir colectoras en sus distritos. El caso es que, siempre y cuando se lleven a cabo normalmente las primarias de agosto, solamente se permitirán "adhesiones" (que es un eufemismo de las colectoras) hasta la Provincia y no hacia abajo. Pero los intendentes dudan que se llegue a hacer las primarias y temen que se repita el escenario de aquelarre de boletas y candidatos de junio de 2009.
En un escenario de primarias, quien pierda debería sacar un piso del 10% para poder participar de la lista ganadora, y se va por afuera, debe reunir el 1,5% de los votos válidos para poder participar de la general de octubre. Aunque esta última tendría que sortear el último obstáculo que es el de la junta electoral, ya que si el candidato principal del espacio no está seguro de ganar, lo más probable es que quien vaya por afuera a disputarle los mismos votos no puedan llegar a legalizar su boleta. "Posiblemente se encuentre con perros a dos cuadras de la junta electoral que no los van a dejar pasar", bromeó un político local.
Lo cierto es que hubo una clara reacción contra la postulación de Sabatella alentada por la Rosada y los intendentes no están dispuestos a inmolarse por Cristina. Tampoco Scioli, quien si bien no ha dicho nada por ahora ha dejado hacer a quienes lo quieren para presidente. Esta semana, el hombre de la FTV, Saúl Bajamón, que tiene sus sospechas sobre Scioli, le cuestionó que "deje pegar carteles por toda la provincia con su candidatura presidencial. Nos gustaría que él diga con total claridad que está apoyando la reelección de Cristina".
Pero todavía se baraja la hipótesis de que la Presidenta no iría por su reelección. Ella no dijo nada y tampoco podría hacerlo porque si lo hace pondría en riesgo la gobernabilidad. Todo indicaría que sí, que quiere hacer el intento de seguir.
Libertad para armar
Así como José se unió con los Ocho para rechazar las colectoras, no tendría ningún problema ahora de hacer lo mismo frente a otra amenaza. Mientras tanto, reconstruye su propio espacio y con algunas sorpresas.
Lo designó definitivamente en Hacienda a Fernando Demarco, un contador de probada eficiencia que también trabajó con Mario Cura cuando éste se desempeñó como Contador General de la Provincia. En el acto estuvo Silly y por dos motivos, por Fernando y para confirmar que las relaciones políticas entre el Intendente y el diputado provincial siguen intactas. "Fueron siempre buenas y son para largo tiempo", pronosticó una fuente municipal. De todas maneras, las probabilidades de armar una lista en conjunto son todavía remotas porque no se sabe aún cómo va a jugar Felipe Solá.
José articuló una serie de alianzas en el Concejo tanto con el curismo así como con Julio "Chango" Alem y tiene "una muy buena relación" con Carola Patané.
En el Ejecutivo valoran la presencia de Silly así como de Chango, a quien lo ven como un fuerte aliado por la relación de amistad y de reconocimiento político a la gestión. Eso es lo que se escucha frecuentemente en los pasillos comunales y no se descarta para nada que Julio Alem integre otra vez la lista de concejales o algún otro protagonismo.
Fortalecido políticamente en comparación con el año anterior, José elucubra algunos proyectos a largo plazo con la recaudación del impuesto a la piedra como la creación de un instituto de innovación tecnológica "que permita generar otra veta económica para Olavarría", dicen, y destacan que la tasa no se la destina al gasto corriente sino a obras.
Pero disparan algunas frases inquietantes. Una fuente muy ligada al poder municipal llegó a decir que "José tiene este año una amplia libertad que no disponía el año pasado y por primera vez va a armar la lista con su propia gente algo que antes no tenía posibilidad de hacerlo. Hará algunas renovaciones y no le va a buscar la reelección a nadie". Así, textualmente.

 

¿A quien o quienes se estaba refiriendo esta persona que es prácticamente la voz del Intendente? ¿A Alicia Tabarés, a los concejales que la representan? ¿o estaba respondiendo a las eventuales demandas de los nuevos aliados?.
No quiso aclarar nada más y solo añadió: "de lo que se trata es conectarse con el electorado que define las elecciones", precisamente algo que también estaría haciendo la Presidente, quien ha comenzado a desandar algunos dogmas o especie de fundamentalismos que lo llevaron a perder gran parte de la popularidad que detentaba a finales de 2007. La verdad de las cosas no está en la uniformidad sino en saber convivir con la diversidad.

 

 

Colectoras y atomización
Respecto de las colectoras, en el kirchnerismo conviven dos posturas, la de quienes dependen del poder central y no quieren perderlo, y quienes tienen su cuota de poder local o provincial y les parece un absurdo inmolarse por el candidato presidencial. Los primeros alientan un régimen asentado en un fuerte centralismo formalmente democrático y los segundos, en una democracia centralizada.


Las colectoras son la herramienta funcional a los regímenes verticalistas porque debilitan ostensiblemente el poder de las bases mientras que los segundos, que rechazan estos engendros electorales pensarían lo contrario. Al menos por ahora que están de este lado del mostrador.

Los Ocho se plantaron contra las colectoras y defendieron, conscientes o no de una concepción más federalista del ejercicio de gobierno.

Saúl Bajamón, en cambio, opina que la adscripción del Eseverri al Grupo de los Ocho y sus diferencias con Néstor Kirchner "fueron políticas" y plasmó de alguna manera el pensamiento que los críticos seccionales del Intendente dispararon en la cena organizada por Miguel Santellán con motivo de la visita del ministro Cacho Alvarez de Oliveira.
No se trata de ver quién tiene razón sino de extraer de este conflicto qué es lo mejor para el sistema democrático y republicano y qué es lo nocivo. ¿Existen dudas que las colectoras atomizan el poder popular, debilitan notablemente la representación política y la institucionalidad, y alimentan peligrosamente el centralismo y eventualmente el despotismo?. Esto es lo realmente importante, el resto es hojarasca coyuntural.

 

 

El secreto de Scioli

 

¿Es lo mismo Scioli que el sciolismo?

Muchas veces, los "ismos" son la simplificación y la enfatización de algún perfil del fenómeno que se quiere representar, en este caso, el estilo o la concepción política del Gobernador. Pero la figura de Scioli es más indescifrable de lo que parece. Se dice que es un tipo con suerte porque siempre sale indemne de los conflictos, pero por ahí esto también es una simplificación o una forma elegante de eludir una reflexión más profunda de su estilo, ese que, contra viento y marea, lo preserva de las tormentas. Sin embargo, dicen que es un hombre bastante antipático, que no le interesa seducir a nadie, mucho menos de agradar, pero cae bien en la gente y rara vez sale mal parado de un atolladero.
Néstor Kirchner lo apretó en público para que dijera quien le ataba las manos en el tema inseguridad, y la gente lo victimizó en vez de juzgarlo. No es el mejor disertante ni mucho menos, y en general no se le cae una propuesta, pero sabe tomar de otros la que hace falta, no le preocupa ser un "revolucionario" ni quedar en la historia como un transformador ni por su sensibilidad social, pero él siempre está. Llega para los funerales de las víctimas de la inseguridad, pero siempre está, manteniendo un trecho muy cortito con la gente. Es quizás un efectista e intuitivo, pero hasta ahora no le ha ido nada mal y se mantiene al tope de las mediciones. ¿Cuál es su secreto? Tal vez tenga que ver con que no se obsesiona por permanecer y todo lo hace naturalmente. "Aquello que codicias nunca lo tendrás", dice el refrán, y Scioli parece encarnarlo.
El Gobernador sería una especie de gobernante carismático, esos que constantemente prometen una "buena nueva", pero se terminan rutinizando y burocratizando en su gestión. De todas maneras, preservan en la gente el impacto emocional del primer impacto.

 

 

Publicación: 07/02/2011 a las 00:07 - Última actualización: 07/02/2011 a las 00:07

 

Ranking de noticias

Encuesta

Conoce la actividad política de María Soledad Dibetto Gil?

 

Para comunicarse con nosotros: redaccion@infoazuldiario.com.ar - © Copyright 2003-2009 InfoAzulDiario - Todos los derechos reservados.

Diseño: MCF Estudios