Lunes 23 de Septiembre de 2019 | 6:8
El clima en Azul

 

Panorama político de Azul

Candidatos, anotarse

Por Carlos Comparato para diario "El Tiempo"

El sistema democrático y las crisis de las corporaciones. Una sociedad permisiva a los umbrales de corrupción.
Moyano es más decente que Venegas?
El peronismo azuleño y el enigma de los postulantes. Los tiempos de Prat y la instalación de Vignau.

 La perdurabilidad del sistema democrático durante estos 28 años tiene un basamento que difiere al proceso histórico del país durante el siglo XX agudizando sus contradicciones.

La crisis de las corporaciones del poder instalado no fue ajena, vale aclarar, a la de los partidos políticos que, entre la ideología del todo por dos pesos y una cara bonita ( o marketinera, para ser más precisos ), vendían su alma al diablo.

El fin de las ideologías de Francis Fukuyama fue una tentación fallida para el pensamiento único.

Esta sociedad paradigmática, de fuerte atracción por los autoritarismos de diverso pelaje y, a su vez, entronizada por cierto pensamiento de carácter liberal, pocas veces alcanzó una síntesis de ideas que privilegiara el eje central de construcción del Estado. Este se convirtió en un botín de guerra.

Es difícil comprender a este país. No es para cualquiera.

 

Corrupción y consenso social

 

La corrupción convive con todas las sociedades del mundo, el tema es el rol que ocupa y qué hacen los estamentos del poder frente a ella.

La inmutabilidad del gobierno kirchnerista frente a los casos de corrupción que lo salpica podría resultar llamativa sino fuera que el sistema funciona así. Pero esto no es novedad. ¿O acaso el menemismo no fue la más refinada construcción corrupta avalada por gran parte de la sociedad? ¿Carlos Menem no ganó con el 50 por ciento de los votos en su reelección en 1995? . Ni hablar de los negociados y atrocidades de las dictaduras.

Es por eso que hay un umbral de permisividad social para la corrupción.

“Roba pero hace”, frase famosa surgida de las entrañas del peronismo.

La contradicción a la que se ve sumergido el kirchnerismo es cómo recuperar al Estado, cómo cambiar ejes de pensamiento barnizado todo de frases épicas pero con la manzana rodeada por tipos impresentables.

La detención del gremialista Gerónimo “Momo” Venegas hizo tambalear ese equilibrio inestable en el núcleo peronista.

Hasta la CGT que conduce Hugo Moyano tuvo que salir con un comunicado a respaldarlo.

¿ Es porque Moyano es más decente que Venegas ( que debería preocuparse por la explotación de los peones golondrinas ) o temía que fuera el próximo ?

¿ Es porque el inexplicable ( todavía ) juez Norberto Oyarbide es un gladiador de la justicia ?

Nada de eso.

Después de todo, son todas variantes del ancho mar farragoso en el que intenta flotar el consorcio nacional.

 

Colectoras que dividen

 

En este contexto se está madurando las vísperas del año electoral y la novedad de los días pasados fueron las denominadas colectoras.

Aquí los ultra K están de acuerdo con este sistema para esmerilar a Daniel Scioli contra un sector del PJ liderado por intendentes del conurbano que se oponen.

Scioli, en el medio, propondría en la provincia sólo colectoras para los partidos vecinalistas.

En Azul se observa, sin necesitar una lupa, esas diferencias aunque, todavía, se disimulen.

Hay una situación objetiva: el kirchnerismo puro no alcanzó una construcción política sólida acorde a la idiosincrasia de esta comunidad. El peronismo arrastra un karma desde la derrota de 1999 pero, para ser sinceros con el archivo, en esa época el PJ llevaba a dirigentes agropecuarios o conservadores en sus listas de concejales.

La diputada Gloria Bidegain, muy en la superestructura, se dedicó más a otros menesteres o a poner en marcha las cooperativas Argentina Trabaja de la mano de la Cooperativa Eléctrica que a diseñar un trabajo desde adentro del justicialismo para ser una alternativa de poder.

Los K locales, todavía sin un candidato en serio, apelan a la “unidad en la acción para cambiar el modelo de ciudad” como señaló el concejal Lozano a este diario.

¿ El nombre de Cristina pesará más de lo que puedan hacer sus acólitos lugareños si el bolsillo y las cuotas llegan a salvo hasta octubre ?

 

Los tiempos políticos

 

Otro dirigente K le preguntó al autor de esta nota ¿ “están apurados con los candidatos ” ? La dificultad es si se diluye el envión de un peronismo unido que el año pasado tuvo como broche la cena de CESUAR. Quizá no pase sólo porque, a decir verdad, aún no apareció “el” nombre sino porque cada dirigente o sector va a empezar a jugar según su conveniencia. Las bajas de los concejales Luis Conti y Carlos Bevacqua que siguen con De Narváez son un ejemplo. El fin de un ciclo político es un plato apetecible.

No sólo el peronismo tiene sus cuitas.

Los radicales caminan a la elección a candidato presidencial del 30 de abril y la mayoría del Comité Radical azuleño le dio el apoyo explícito a Ricardo Alfonsín quien anduvo recorriendo la séptima sección.

¿Cómo repercute esto a nivel local ? Hay distintas lecturas.

La del precandidato Leandro Prat es que no quiere que le manejen los tiempos y se sintió molesto con un comunicado de sus correligionarios donde se anunciaba su postulación. Si bien apoya a Alfonsín prefiere despegarse de esa interna y, pasada la misma, abocarse a lo local.

Pero esto ha exasperado a algunos radicales que lo venían “apurando” más cuando Juan Sáenz (que apoya a Ernesto Sanz) llenó la ciudad con carteles sobre su candidatura.

 

Duclós, Prat, Vignau y compañía

 

Hay otra incógnita que queda flotando: ¿la actitud de Prat lo obligó a Omar Duclós y al GEN a impulsar el nombre de Carlos Vignau atendiendo a que los tiempos transcurrían y, se sabe, en política es peligroso dejar espacios vacíos?

Lo cierto es que, además de Sáenz, hoy Prat tiene enfrente a Vignau quien demostró un imprevisto entusiasmo en sus días como intendente interino. Su desafío es mostrar un perfil propio y cómo diferencia en su mochila lo bueno y lo malo de la gestión Duclós además de una progresiva instalación en la comunidad. En concreto, tendrá que salir a jugar a la cancha.

El 14 de agosto, junto a los nombrados ¿estará Néstor Mansilla del ARI o irá por afuera? Por las dudas, el hombre sigue haciendo propaganda.

El listado de candidatos a intendente aún está inconcluso.

Faltan nombres para ir completando la grilla si bien cada partido tiene su impronta. El universo peronista resulta un desafío atractivo pero, como dijera un veterano dirigente de la política lugareña con ironía: “en Azul, en realidad, son todos conservadores: los peronistas, los radicales, los socialistas, los vecinalistas, los macristas….”

Al revés de lo que respondió el general Perón ante una pregunta de un perplejo corresponsal inglés cuando le aclaró que en este país los radicales, los socialistas o los conservadores, eran todos peronistas.

Y sí, Argentina es un país difícil de comprender.

Porqué Azul iba a ser la excepción.

 

Publicación: 14/02/2011 a las 00:35 - Última actualización: 14/02/2011 a las 00:35

 

Ranking de noticias

Encuesta

Conoce la actividad política de María Soledad Dibetto Gil?

 

Para comunicarse con nosotros: redaccion@infoazuldiario.com.ar - © Copyright 2003-2009 InfoAzulDiario - Todos los derechos reservados.

Diseño: MCF Estudios