Lunes 23 de Septiembre de 2019 | 5:53
El clima en Azul

 

Otoño Azul 2011

Buenos Aires une teatro y literatura en una puesta de Laura Yusem

Por InfoAzulDiario

El programa del Encuentro Internacional Otoño Azul contará para esta XII Edición con el ya habitual Segmento “Azul, Ciudad Cervantina de la Argentina”. En anteriores oportunidades se han seleccionado obras relacionadas con las letras españolas. Ahora, se ha considerado importante destacar la literatura argentina en relación a la construcción dramática.

La pieza seleccionada “Querida mamá o Guiando la hiedra” proviene de la ciudad de Buenos Aires y está basada en textos de la cuentista Hebe Uhart (Moreno, Bs. As., 1936) con dramaturgia y puesta en escena de una destacada directora nacional, Laura Yusem. Son sus intérpretes dos actrices de sólidos antecedentes: Martha Rodríguez (La Gaviota, Las Troyanas, Electra, Hamlet…) y Julieta Alfonso (Premio Trinidad Guevara revelación femenina por “Desde Irina”).
Yusem comienza desarrollando su actividad como bailarina y coreógrafa de danza contemporánea en Argentina, Perú y Cuba. En 1970 debuta en el campo de la dirección teatral precisamente con un cuento de Uhart (Un pájaro gris, medio gordo, de pico corto). Desde entonces fue incesante su presencia en los escenarios de Argentina y también en el exterior. Recordemos algunos de sus trabajos “Boda Blanca”, “Camaralenta”, “Camino Negro”, “La malasangre”, sus numerosas puestas en el Teatro Gral. San Martín de Buenos Aires y otros teatros oficiales y del “off” porteño. Entre otros premios recibe la Distinción a las mujeres más destacadas del teatro por el Instituto Internacional del Teatro, Unesco. Ejerce la docencia en su estudio privado y en el 2000 fundó junto a Clara Pando el Teatro Independiente “Patio de Actores”.
Su admiración por la singular escritura de Uhart, una autora de culto, fue permanente. Motivada por su cuento Querida mamá se aboca a la tarea dramatúrgica, básicamente con tres de sus libros: Dios, San Pedro y las almas, El Budín esponjoso y Camilo Asciende.
Dentro de las complejas relaciones humanas, las más difíciles probablemente sean las que se establecen entre hija y madre. Aquí se trata de un vínculo donde pareciera que existió una comunicación plagada de diálogos a medias, de conversaciones interrumpidas, estridentes silencios de sentimientos y pensamientos reprimidos. Quizás por ese motivo la hija escribe cartas a su madre que ya no está, como una forma de encarar una conversación sobre temas pendientes más allá de la dimensión temporal. Una forma de eliminar esos pequeños resentimientos que se acumulan imperceptiblemente. La hija apila evocaciones. La madre es un recuerdo que todavía baldea el patio. Tal vez el intento de armar una despedida que nunca tuvo lugar. La tarde va pasando queriendo la hija escribir esa carta a mamá y sabiendo que mamá tiene que irse antes de que se haga de noche.
La obra no procura recurrir al costumbrismo ni el relato de una “familia disfuncional” (tan de moda), sino adentrarse en la vida cotidiana, el devenir afectivo que tan certeramente observa y trasmite la autora. No es un relato lineal, sino una serie de fragmentos, momentos intensos o plenos de quietud, reuniendo los mundos dispares de la madre y la hija que ya no pertenecen a la literatura sino al instante efímero y precioso del teatro.
 

Publicación: 10/06/2011 a las 01:13 - Última actualización: 10/06/2011 a las 01:13

 

Imágenes

Ranking de noticias

Encuesta

Conoce la actividad política de María Soledad Dibetto Gil?

 

Para comunicarse con nosotros: redaccion@infoazuldiario.com.ar - © Copyright 2003-2009 InfoAzulDiario - Todos los derechos reservados.

Diseño: MCF Estudios