Noche tanguera el 11 de diciembre en Casa Malharro

En conmemoración del Día Nacional del Tango, y con la organización a cargo de la Asociación Española de Socorros Mutuos y la Municipalidad de Azul, se llevará a cabo el sábado 11 de diciembre próximo, un espectáculo musical vinculado con la historia regional del 2 x 4, y los ritmos denominados característica o jazz.
Thelma y Bene Bethel 01
Noche tanguera el 11 de diciembre en Casa Malharro

La anfitriona del encuentro será Telma Locino (Thelma Bethel), quien aportará una pequeña muestra de lo que fue el enorme repertorio utilizado, para cada una de las tantas fiestas que amenizaban con la orquesta Bene-Bethel desde la década del 50, recorriendo casi toda la provincia de Buenos Aires.

El lugar elegido será la Casa Malharro y se ha previsto que algunos amigos de Telma se sumen al encuentro, acompañando a la anfitriona desde lo musical, o acercando algunos recuerdos para el inicio del proyecto del Museo del tango.

 El Museo del tango  

Promovido por Telma, la idea del Museo del Tango busca incluir a todas las orquestas que fueron protagonistas en las décadas pasadas.

Desde esa noche comenzarán a exhibirse algunos elementos que refieran a las orquestas señeras de nuestra música rioplatense, en el inicio de lo que será el Museo del Tango.

Afiches, fotografías, partituras, instrumentos, y todo lo que nos lleve a recuperar la memoria de un tiempo no muy lejano, servirán para vestir nuestro espacio tanguero.

Con el fin de conformar una muestra amplia e inclusiva, se solicita a los que guardan algunos objetos que deseen exhibir se comuniquen al 2281 412152.

Telma Locino

Nacida en Barker, comenzó sus estudios de piano muy jovencita mientras terminaba la escuela primaria.

La imposibilidad de continuar en otro nivel educativo la llevó a ser cajera de la sucursal de Casa Boo, y a instancias de su profesora de música se inició en la orquesta de Benedicto Blanco.

Con la consagrada formación de Bene Bethel, recorrió toda la provincia de Buenos Aires siendo la pianista del conjunto y con el tiempo, la esposa de Benedicto.

Llegaron a Azul cuando apenas tenía 19 años y desde entonces convive en nuestra ciudad rodeada del afecto de todos los que alguna vez bailaron a su ritmo o participaron de la orquesta.

El derrotero musical de la orquesta, superó todas las expectativas y se constituyeron en el centro ineludible de todos los festivales de la provincia, amenizando entre otras presentaciones, las de las cooperadoras escolares, los clubes de campaña y los bailes de carnaval.

Te puede interesar