En Provincia descartan el traslado de pacientes y apuntan contra intendentes que encendieron la polémica

Días atrás algunos intendentes de la oposición encendieron la llama de la polémica cuando manifestaron públicamente que el Gobierno bonaerense les había pedido a los municipios del interior la posibilidad de recibir pacientes derivados con coronavirus. La versión, que generó tanto rechazos como aceptaciones, fue descartada por la Provincia y apuntó contra los alcaldes que iniciaron la controversia.
bianco bsas
En Provincia descartan el traslado de pacientes y apuntan contra intendentes que encendieron la polémica - Foto: Archivo.

Mientras transcurren horas decisivas para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) ante el crecimiento exponencial de contagios de covid-19 y la chance de una cuarentena más estricta, estalló la polémica en los últimos días luego de que el intendente de Tandil, Miguel Lunghi, (Juntos por el Cambio) advirtiera sobre la propuesta del Gobierno bonaerense para que los municipios tomen pacientes derivados para descomprimir los hospitales desbordados.

No obstante, tras la reunión que mantuvo Axel Kicillof con varios jefes comunales del AMBA, desde Gobernación se refirieron al tema y descartaron “dicha posibilidad ya que no tiene racionalidad ni sanitaria ni económica”.

A su vez, el jefe de Gabinete Carlos Bianco fue más allá y apuntó contra quienes hicieron correr la polémica y lanzó: “Esa interpretación es producto de la malicia o de la ignorancia”.

De esta manera, la Provincia dio por tierra la versión del traslado de pacientes con covid-19 al interior del territorio bonaerense, pero no sin salir al cruce de quienes plantearon la negativa ante tal posibilidad.

“Vamos a hacer las cosas bien y defender al máximo a todos los tandilenses para que no les falte nada, y si tenemos la desgracia que algún contagiado tenga que ir a terapia, tenga la cama el tandilense”, había dicho Lunghi en diálogo con El Eco.

En la misma sintonía, el intendente de Ayacucho, Emilio Cordonnier, sostuvo: “La complicación es que, si llega un paciente leve, en futuras horas podría empeorar. La decisión que tomamos es no aceptar la propuesta”. Esta postura también se replicó en municipios de Lobería, Balcarce y Pila.

Una postura contraria tomó el alcalde de San Isidro, Gustavo Posse, que en declaraciones a Albino Aguirre y Fabián Debesa en LADO P, señaló que “vamos a trabajar en red porque todos somos argentinos y además reconozco el esfuerzo que hacen el resto de los intendentes”.

Del mismo modo lo hizo su par de Bahía Blanca, Héctor Gay, que ofreció a la Provincia la disponibilidad de camas para ayudar a descomprimir hospitales colapsados. “Hay más de 100 camas para utilizar”, dijo.

Fuente: Infocielo

Te puede interesar