Jefe de Drogas Ilícitas de Azul detenido en una causa por narcotráfico

En el marco de una investigación por el armado de causas vinculadas al narcotráfico, nueve efectivos de la Policía de la provincia de Buenos Aires y dos funcionarios del Ministerio Público Fiscal fueron detenidos tras 34 allanamientos, entre ellos a la UFI de Drogas de San Isidro, a la sede de la Drogas Ilícitas de la Policía Bonaerense de la misma jurisdicción y a diversos estudios jurídicos. Los operativos estuvieron a cargo de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal.
magraner el tiempo
Juan José Magraner Jefe de Drogas Ilícitas de Azul detenido en una causa por narcotráfico - Foto: Diario El Tiempo

Según informaron fuentes cercanas al expediente a Infobae, quedaron arrestados los comisarios Marcelo Di Rosa y Roberto Adrián Okurzaty, los subcomisarios Oscar Antonio Caviglia y Juan José Magraner, los principales Juan Alberto Elizalde y Juana Elizabet Medina, el subteniente 1º José María Delgado, el sargento Santiago Ignacio Cabré, el ayudante Alexis Jesús Tabares y los funcionarios del Ministerio Público Fiscal Gustavo Sanvitale y Maximiliano Jarisch.

Las detenciones fueron ordenadas por la jueza federal Sandra Arroyo Salgado. En los operativos se secuestraron cuatro armas de fuego, tres autos, 1,9 gramos de cocaína, dinero en efectivo, documentación, 12 teléfonos celulares y hasta una picana eléctrica.

Con intervención del fiscal federal Federico Domínguez, la investigación surgió por presuntas irregularidades en el operativo llamado “Leones Blancos” y a partir del cual se incautaron 500 kilos de cocaína. Este ocurrió en 2013. Por entonces, el titular de la UFI de Delitos Complejos en San Isidro -que luego fue disuelta para convertirse en la actual UFI de Drogas- era el fiscal Claudio Scapolán, imputado en el expediente pero con fueros que hoy le impiden ser detenido. Jarisch y Sanvitale eran parte de su UFI en aquel entonces, según fuentes judiciales.

Esta causa comenzó con un supuesto dato que llevó a la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas de Quilmes hasta una quinta de La Reja, en el partido de Moreno, sobre la calle Schiffely. De allí salió una camioneta Mercedes Benz Sprinter en Panamericana y Camino del Buen Ayre, cerca del shopping Soleil, la entonces jurisdicción de Scapolán: había 481 kilos de polvo ocultos en bolsos. Cerca, en un vehículo de apoyo, una Peugeot Partner, se encontraron 12 kilos más. Cuatro hombres fueron detenidos, fleteros, remiseros, changarines de Monte Grande y Ciudadela.

El juicio comenzó en el Tribunal Oral Federal N°5 de San Martín en 2014: las defensas plantearon varias nulidades, de acuerdo a un documento de la causa, “la prueba producida durante el juicio permitía afirmar con total certeza que el llamado anónimo que denunciara el hecho investigado y sirviera de fundamento para la actuación policial nunca existió. Que ello no era una valoración personal sino un dato empírico, pues en el teléfono 4251-1414 de la dependencia policial de Quilmes no existió a las 17:15 ninguna llamada”. Objetaron también una cuestión jurisidiccional obvia, cómo es que Scapolán termina al frente de un operativo de droga que salió de Moreno.

El mensaje de la presunta denuncia de Quilmes, según la elevación a juicio del caso, llegó al jefe de operaciones de la Bonaerense en la zona, Juan José Magraner, uno de los detenidos en la jornada de hoy, que envió a un hombre de su grupo operativo, en ese entonces con rango de subteniente, a apostarse a vigilar en la quinta de La Reja.

Los cuatro detenidos fueron absueltos. Así, en un fallo del 26 de agosto de 2016, el juez federal Alberto Ruiz Paz aseguró en su voto que “la investigación de los hechos ilícitos que motivaron la nulidad de todo lo actuado no debe soslayar la conducta irregular del titular del doctor Claudio Scapolán”. Ese fallo devino finalmente en el actual expediente.

El caso “Leones Blancos”, por lo pronto, no sería el único en el que los acusados estuvieron involucrados. Sobre Jarisch y Sanvitale, sus arrestos causaron en la Justicia de San Isidro, donde son funcionarios históricos. Cerca de ellos buscan saber qué pruebas objetivas hubo para arrestarlos, o si cayeron por su mera vinculación con Scapolán.

Fuente: Infobae

Te puede interesar