Seguridad: ¿Cambios en las Jefaturas Departamentales de Azul y Tandil?

Según los colegas de En Línea Noticias "surgió con fuerza el proyecto de diluir la Jefatura Departamental Tandil y que las dependencias bajo su órbita pasen a depender de la Jefatura Departamental Azul". Esto provocaría que la Jefatura Departamental Azul tendría a su cargo los municipios de Azul, Olavarría, Tandil, Benito Juarez, Rauch, Las Flores, Saladillo, Roque Pérez, General Alvear, Tapalqué, Bolívar, Laprida y General La Madrid.
departamental
Seguridad: ¿Cambios en las Jefaturas Departamentales de Azul y Tandil?

En la actualidad ambas Jefaturas Departamentales dependen de la Superintendencia de Seguridad Interior Centro al mando del Comisario General Iglesias.

Los cambios aún no fueron confirmados aunque si se sabe que comenzaron reestructuraciones de este tipo en el Conurbano Bonaerenses y voceros calificados indicaron que “el rumor de pasillo” da cuenta que luego se extendería al interior de la provincia.

Las medidas estarían encuadradas en la Emergencia en Seguridad Pública y algunas Jefatura Departamentales pasarán, además, a denominarse coordinaciones.

Un dato, que aún no fue confirmado por voceros locales, da cuenta que de que se producirían cambios hacia el interior de las distintas comisarias. Es así que se está estudiando eliminar los gabinetes criminológicos de las comisarías. De este modo, las investigaciones de todas las denuncias realizadas en seccionales policiales pasarían a realizarse en las DDI.

Los primeros cambios
 
Días atrás el ministro de Seguridad, Sergio Berni, avanzó en la unificación de todas las fuerzas policiales de la provincia y volvió a establecer un mando único en manos de un uniformado, tras varios años de control civil.

La medida fue plasmada a través del decreto 141/2020, a través del cual Berni creó, con efecto retroactivo al 11 de diciembre de 2019, la Jefatura de Policía como “organismo de conducción superior de las Policías de la provincia de Buenos Aires”.

Hasta ahora, las diferentes fuerzas policiales (la Policía Distrital, la Policía Comunal, la Policía Local, el Comando de Patrulla y la Policía Científica) estaban divididas en cuatro superintendencias que tenían como terminal la subsecretaría de Planificación e Inteligencia Criminal, a cargo de un civil.

A raíz de estos múltiples comandos, muchas de estas fuerzas actuaban en los distritos de forma descoordinada, con superposiciones de funciones, lo que despertaba las quejas de los intendentes.

Es por ello que desde su asunción, Berni venía insistiendo en la necesidad de unificar a las distintas fuerzas, logrando una coordinación más homogénea de su actuación en territorio. Con este objetivo, en los primeros meses mantuvo encuentros con intendentes de todos los partidos, con la intención de darle, además, más juego a los jefes comunales en las decisiones locales.

Pese a ello, Berni decidió dar el primer paso y ordenar internamente las diferentes fuerzas. En los considerandos del decreto, el ministro de Seguridad sostuvo que “resulta sustancial reforzar la cadena de mando de las policías de la Provincia, ubicando con dependencia de una conducción superior a las distintas especialidades policiales”.

Esto, según el decreto, “coadyuvará a la supervisión y ejecución de las políticas de seguridad, optimizando la coordinación estratégica y por consiguiente la respuesta operativa en el vasto territorio provincial”.

Las funciones del Jefe de Policía (que hasta la reforma era llamado Superintendente General), serán ejercer la coordinación estratégica de las diferentes fuerzas, ordenar todas las cuestiones vinculadas con el movimiento, situación de revista y distribución del personal policial, y definir los planes de formación y las sanciones disciplinarias.

Fuente: En Linea Noticias

Te puede interesar