Restauran cien juguetes y confeccionan tapabocas en una cárcel de Azul para un Hogar de Niños

Mujeres privadas de libertad de la Unidad 52 del Servicio Penitenciario Bonaerense protagonizaron un emprendimiento solidario para el Hogar Sagrado Corazón.
SPB (16)
Restauran cien juguetes y confeccionan tapabocas en una cárcel de Azul para un Hogar de Niños

En el marco del programa “Más trabajo, menos Reincidencia”, se realizó en una de las cárceles de Azul un taller de reparación de cien juguetes y la confección de 60 tapabocas en beneficio de los niños del Hogar Sagrado Corazón de la ciudad mencionada. 
La producción se llevó a cabo en los talleres textiles de la Unidad 52, dependiente del Servicio Penitenciario Bonaerense, donde pudieron participar las mujeres privadas de libertad que previamente se capacitaron en cursos de formación.
Esta iniciativa solidaria nació del personal penitenciario, ya que en una donación previa en el mismo Hogar, pudieron constatar las diferentes necesidades de los niños (una sala de juegos muy precaria y escasos tapabocas) para afrontar esta difícil situación de Pandemia.  Es por ello que los agentes donaron tela y juguetes, logrando así, una confección de 60 tapabocas y 100 juguetes reciclados. 
Asimismo, la presente acción enmarcada en la ayuda solidaria a grupos vulnerables, brinda a las internas las herramientas y conocimientos necesarios para una inclusión socio laboral en su reinserción social próxima. 
En referencia, la subdirectora de Asistencia y Tratamiento de la Unidad 52, Soledad Soubercazes, destacó el apoyo de la directora de la cárcel, Verónica Marinangeli, “para reactivar las tareas tratamentales a las internas”.
Soubercazes añadió: “Se brindan oportunidades reales de formación para que puedan adquirir conocimientos útiles para su desempeño sociolaboral. Es por ello que accediendo a estos cursos formativos, las internas de todos los pabellones, promueven una sana convivencia, unidad, solidaridad y trabajo en equipo”.
Para el exitoso emprendimiento fue clave la colaboración del personal de Asistencia y Tratamiento a cargo de Claudia López y el trabajo mancomunado con la Sección de Talleres a cargo de Yanina Selaya junto al Coordinador de Formación Técnica y Oficios Oscar Cordido.
Las donaciones fueron recibidas por la directora del Hogar, Ana Masanelli,  y por el licenciado en trabajo Social Claudio Irurzún. Además, estuvieron presentes las autoridades de la Unidad 52:  Directora de Unidad, las Jefas de Asistencia y Tratamiento y sección Talleres,  junto al Jefe del Departamento Regional de Cultura Laboral, dependiente de la Subdirección General de Trabajo Penitenciario Claudio De Gregorio, quien explicó: "Estas actividades solidarias que se llevan a cabo dignifican a la persona y más estando en situación de encierro las preparan para una mejor inserción laboral en el medio libre al cumplir su condena y los internos e internas se enganchan muchísimo con esto, y en cierta manera, es como que intentan remediar el mal, que en algún momento y por diferentes razones, que no pretendemos juzgar, causaron".
Cabe destacar que con el advenimiento de la Pandemia del Covid-19, la Subdirección General de Trabajo Penitenciario habilitó el funcionamiento del Taller Textil para la confección de barbijos destinados al personal penitenciario. 
A partir de esta habilitación se llevaron a cabo distintos cursos con fines solidarios como confección de tapabocas para el Hogar Sagrado Corazón, elaboración de mantas para donación al Hospital de Niños, armado de cortinas de pelo para la confección de pelucas a niños y niñas con patologías oncológicas, entre otros talleres y cursos que se realizan en la Unidad 52. (Huerta, papel mache, electricidad, carpintería) siempre respetando las medidas de bioseguridad para la preservación de internas y el personal.

Te puede interesar