Durante 2020 casi 3 millones de hogares salieron de la situación de Pobreza Energética

Luego de un período de cuatro años iniciado en el 2016, en el que aumentó de modo geométrico el número de hogares con Pobreza e Indigencia Energética, en el 2020 gracias a la Emergencia Tarifaria y a las medidas de carácter social y económicas aplicadas por el gobierno nacional, 2.800.000 de hogares salieron de esa angustiante situación.
MicrosoftTeams-image (6)
Durante 2020 casi 3 millones de hogares salieron de la situación de Pobreza Energética

Se define a la Pobreza Energética cuando existen hogares que destinan el 10% o más de sus ingresos al pago de los servicios de energía. Por su parte, la Indigencia Energética se registra cuando ese porcentaje pasa al 20% o más. 

La medición parte del año 2015, cuando el 10% de los hogares del país estaba en situación de Pobreza Energética, cifra que comenzó a incrementarse de manera acelerada a partir del inicio del anterior gobierno, como consecuencia de la aplicación de los nuevos cuadros tarifarios (ver «Tarifas de Gas 2016-2020»). 

Así, esa cantidad paso a alrededor de 2.710.000 hogares en 2016 y de 2.750.000 en 2017. La situación se agravó aún más en 2018 cuando la cantidad de hogares con dificultades para pagar los servicios de energía creció hasta alrededor de los 2.790.000, de los cuales prácticamente el 50% cruzó el umbral y cayó en la Indigencia Energética.  

En 2019, el panorama continuó agravándose con un crecimiento que alcanzó valores en torno a los 4.270.000 hogares afectados por la pobreza e indigencia energéticas, aún cuando en octubre de ese año se congelaron las tarifas. En comparación con 2015, el incremento fue del 220%, lo que representa que desde entonces alrededor de 2.930.000 hogares fueron empobrecidos energéticamente hablando. 

En 2020, el congelamiento de tarifas se extendió hasta el 31 de diciembre, marcado por la aparición de la pandemia de coronavirus y las derivaciones de la crisis arrastrada de la gestión anterior. Además, desde el ENARGAS se trabajó impulsando medidas como la modificación de los criterios de inclusión para el acceso a la Tarifa Social, (ver nota «ENARGAS propone incorporar 61.000 nuevos beneficiarios y beneficiarias a la Tarifa Social excluidos por Lopetegui») que habían sido ampliados discrecionalmente por la ex Secretaría de Energía de la Nación y que dejó a miles de argentinas y argentinos sin poder acceder a ese beneficio. Esas y otras medidas lograron revertir la situación, evidenciada en una disminución del 66% de los hogares afectados por la pobreza e indigencia energética, en relación con el año 2019. 

Este aumento de compatriotas que cayeron en la Pobreza e Indigencia Energética se produjo durante la gestión de Mauricio Macri, en un contexto donde a nivel nacional entre 2017 y 2019 hubo una pérdida del 34% de beneficiarios de la Tarifa Social, es decir, 591.828 usuarias y usuarios que se vieron privados de ese derecho (ver gráfico «Evolución Beneficiarios de Tarifa Social. Total País 2017-2020») y las tarifas aumentaron entre enero de 2016 y abril de 2019 - en promedio - 1.046% para los Usuarios Residenciales y 3.149% para las PyMEs.  

Te puede interesar